Buscar

Los reyes del 'low cost' se lanzan a la conquista del retail alicantino tras la crisis: de Zeeman a Pepco

Casualidad o causalidad, a medida que han ido remitiendo las restricciones por la tercera ola de la pandemia del coronavirus, las principales enseñas nacionales e internacionales del segmento 'low cost' han pisado el acelerador para incrementar su presencia en la provincia de Alicante. 

A la cadena holandesa de ropa básica Zeeman, bautizada como 'el Primark holandés', que entró en la provincia justo antes de la pandemia y que ha multiplicado su presencia desde finales de 2020, se ha sumado ahora la polaca Pepco, especializada en moda y hogar a precios reducidos, que tiene previsto abrir tres tiendas en la provincia. Sin olvidar a la local Ale-Hop, que acaba de inaugurar dos puntos de venta en la capital alicantina.

En el primer caso, Zeeman abrió su primera tienda en Alicante, en la avenida de Aguilera, a finales de octubre de 2020. La firma holandesa, que vende ropa interior, calcetines, camisetas, toallas y pantis, ropa infantil y de bebé a precios asequibles, ocupó el antiguo local del Holiday Gym, cerrado durante años. Más o menos en paralelo, la enseña desembarcó en Elche, con dos tiendas en Carrús y El Pla: la cadena apuesta por acercarse a los barrios y huir de los centros comerciales como estrategia de posicionamiento. 

A estas aperturas siguió la de Benidorm en febrero, y una segunda tienda en Alicante, en la avenida de Novelda, la semana pasada. El 'Primark holandés' ya cuenta con 19 tiendas repartidas por la Comunitat Valenciana, donde entró hace dos años, de las que cinco están en la provincia de Alicante.

Al mismo tiempo que Zeeman ponía en marcha su segundo punto de venta en la capital alicantina, inauguraba su primer establecimiento en la provincia (que es también el primero de España) otra cadena europea que ha hecho del low cost su seña de identidad: Pepco, originaria de Polonia y en plena fase de expansión por el Mediterráneo (llegó a Italia hace un año y ahora desembarca en nuestro país). 

La enseña polaca ha elegido para su debut un local en la planta superior del centro comercial Gran Vía, con 700 metros cuadrados justo al lado de otro gigante del low costPrimark, decano del sector en la provincia (abrió en Gran Vía en 2012). Al contrario que Zeeman, Pepco reparte su espacio al 50% entre la moda y los productos de menaje y decoración, todo con precios asequibles como gancho. Recién aterrizada en la provincia, su objetivo es llegar a 10 tiendas en la Comunitat en septiembre, al menos tres en la provincia (una en Elche).

Y si las marcas europeas se han lanzado a conquistar la calle en estos tiempos de compras online, las locales no se quedan atrás. Ale-Hop, la conocida enseña de la vaca con sede en Ondara, ha aprovechado el desconfinamiento tras la tercera ola para incrementar su red de tiendas con dos ubicaciones estratégicas en la capital: en la avenida de Maisonnave, donde ya estuvo hasta 2013, y en primera línea en la Playa de San Juan.

Ale-Hop ha tejido una red de 200 tiendasde las que cinco se encuentran en la capital: a las de la Rambla, la estación del AVE y el centro comercial Plaza Mar 2, suma ahora la de Maisonnave (en la esquina que hasta el pasado verano ocupaba Macson) y la de la avenida de Niza (en el antiguo local del restaurante El Mayoral). Aunque durante la pandemia creó su ecommerce, la vaca sigue apostando por pisar la calle, y lo hace con recursos propios y dejando de lado el modelo de franquicia.

Entre la segunda y la tercera ola, otra marca foránea que apuesta por fast fashionMiniso, también aprovechó para aumentar su presencia en Alicante. La firma de diseño japonés, que tiene en las licencias de Marvel uno de sus principales atractivos, abrió junto a El Corte Inglés de Maisonnave su primera tienda en la capital, aunque cuenta ya con cinco en la provincia (Dénia, Finestrat, Alicante, Elche y Torrevieja), donde entró hace un año.