Buscar

La 'app' de BBVA permite a sus clientes en España visualizar las tarjetas dadas de alta en los comercios 'online'

BBVA es la primera entidad en España que ofrece a sus clientes en su aplicación de banca móvil una visión global de todos los comercios electrónicos o plataformas donde dichos clientes hayan registrado sus tarjetas bancarias. Además, esta nueva funcionalidad también permite a los clientes gestionar desde un mismo lugar las tarjetas adheridas a Google Pay, Apple Pay o Samsung Pay. Esta novedad convierte a la 'app' de BBVA en el centro de mando desde el que el cliente podrá controlar fácilmente dónde están almacenadas sus tarjetas 'online'.

La nueva funcionalidad de servicios y comercios vinculados a la tarjeta de la aplicación de BBVA, que estará disponible a partir del mes de octubre, permite a los clientes tener un mayor control de los instrumentos de pagos que se almacenan en la red al poder conocer en todo momento en qué plataformas digitales se han introducido.

Los usuarios de comercios electrónicos están preocupados, cada vez más, cuando deben incluir los datos de sus tarjetas en la red. Por este motivo, se está implementando un método que convierte estos datos en un 'token' (código que sustituye a los números de las tarjetas), que se genera para que pueda ser utilizado en un comercio, servicio o dispositivo específico. Esto incrementa la seguridad de los comercios electrónicos, ya que evita que los datos de la tarjeta se filtren en la red.

Gracias a este sistema, BBVA detectará en qué comercios electrónicos el cliente ha introducido los datos de sus tarjetas y los mostrará en la posición global de la 'app'.

En el primer trimestre de 2021, también se podrán activar y desactivar las tarjetas o borrar los datos de estas de los portales web sin necesidad de acceder a ellos. En caso de renovación de la tarjeta por caducidad, ésta se actualiza automáticamente en los sitios web donde esté vinculada.

Asimismo, desde la propia 'app' de BBVA también se podrán consultar los sistemas de pago móvil (Google Pay, Apple Pay o Samsung Pay) a los que esté vinculada la tarjeta, ofreciendo al usuario la posibilidad, además, de desvincular su tarjeta de cualquiera de estos sistemas tanto de forma temporal como permanente. Esta funcionalidad permite al cliente disponer en todo momento de esta información con el objetivo de que pueda controlar los gastos y gestionar mejor sus finanzas.

"Con esta nueva experiencia, la aplicación móvil de BBVA se convierte en el centro de mando desde el que el cliente controla todos los métodos de pago que esté utilizando en internet, y dispone de toda la información de un solo vistazo. Gracias a la tokenización de las tarjetas, se incrementa aún más la seguridad a la hora de realizar los pagos, ya que los códigos se generan para un comercio y un dispositivo móvil en concreto y no quedan guardados en ningún servidor", ha afirmado Jorge Moreno, director de Soluciones de Pagos Digitales de BBVA.

Los clientes de BBVA podrán ya visualizar a través de la 'app' las tarjetas o pagos móviles vinculados a plataformas como Netflix, Paypal, Amazon, Microsoft, Uber o Glovo, entre otras. Con esta nueva experiencia, BBVA avanza en la seguridad de los pagos por internet. Esta nueva funcionalidad estará disponible para los clientes de BBVA en España a partir de otoño.

Compras 'online' con la declaración del estado de alarma


Según un estudio de BBVA Research sobre el impacto de la covid-19 en el consumo, desde finales de marzo y hasta mediados de mayo, las compras 'online' descendieron menos que las presenciales, lo que incrementó el peso del comercio electrónico en el gasto total. Así, a finales de marzo, el gasto 'online' representaba el 20 % del gasto total frente al 18 % en 2019. No obstante, esta tendencia se ha invertido en las últimas semanas.

Con datos hasta mediados de junio, se observa un aumento del gasto 'online' en las categorías ligadas al consumo en el hogar, mientras que retrocede en las relacionadas con desplazamientos, como viajes, transporte o alojamiento, probablemente debido a las restricciones de movilidad por la pandemia. Las compras por internet han crecido más en las regiones que partían de una penetración del comercio electrónico menor.

Las menores restricciones de movilidad están favoreciendo las compras presenciales con tarjeta, que ganan mayor peso en el gasto total de las compras realizadas con este medio de pago.