Buscar

Vila-real impulsa la tarjeta ‘Fem poble Vila-real’ para bonificar el consumo en comercios y servicios locales

 

El concejal de Economía del Ayuntamiento de Vila-real, Xus Madrigal, se ha reunido esta mañana con representantes de establecimientos de comercio minorista, hostelería, ocio y servicios de la ciudad, así como de la Unió de Comerc Vila-real (Ucovi), para perfilar el lanzamiento de la tarjeta ‘Fem poble Vila-real’, con la que se pretende incentivar el consumo en los negocios locales y dinamizar la economía del municipio para superar cuanto antes la crisis económica derivada de la pandemia. En el encuentro de trabajo, Madrigal ha expuesto la propuesta en la que ha trabajado la concejalía de la mano de la Fundación Caixa Rural Vila-real “con el objetivo de ir de la mano del sector, escuchar sus aportaciones y que este proyecto sea una iniciativa compartida y consensuada”, ha subrayado el edil.

La tarjeta ‘Fem poble Vila-real’ se ha concebido como una tarjeta monedero, sin coste para el usuario, que permitirá obtener una bonificación de hasta 20 euros por la primera recarga y además conseguir descuentos y ventajas que ofrecerán los establecimientos con el fin de animar a la ciudadanía a realizar sus compras o utilizar los servicios de empresas locales. Esta idea cuenta con el respaldo de todos los grupos políticos que, a través del Pacto local por el renacimiento de Vila-real, acordaron destinar 100.000 euros a bonificar el consumo en los negocios de la ciudad.

“Con este proyecto queremos, por un lado, apelar al sentimiento de pertenencia y arraigo a través de nuestro lema ‘Comprant al poble, fem poble’ para que los vecinos y vecinas colaboren en la reactivación de la economía local; y por otro lado, recompensar esta colaboración con ventajas para el usuario a través de la bonificación que ofrecerá la tarjeta así como descuentos y otros incentivos por parte de los establecimientos”, detalla el concejal de Economía. Por su parte, el Ayuntamiento también se compromete a promocionar y publicitar estas ventajas y descuentos que ofrezcan los negocios participantes, a través de un proyecto que responde a los ejes estratégicos del gobierno de colaboración público-privada y la defensa de lo nuestro.

Madrigal ha remarcado que “nuestra prioridad es la supervivencia de los comercios, pymes y autónomos; no queremos que a raíz de esta crisis tengan que cerrar persianas y para ello trabajaremos de la mano del sector, escuchando sus propuestas y apostando por nuestro principio del diálogo, para luchar por un modelo de ciudad diversificada económicamente”.

La reunión con los comerciantes se ha realizado en la Casa dels Mundina, edificio que, dentro del Plan de desescalada de la participación social, ha habilitado el Ayuntamiento para realizar reuniones y encuentros cumpliendo con todas las medidas de prevención por la COVID-19.