Buscar

La patronal de El Corte Inglés, Ikea y Leroy Merlín propone congelar el sueldo de 230.000 empleados

La patronal de grandes empresas, Anged, y los sindicatos Fetico, Fasga, CC.OO. y UGT han constituido la mesa de negociación del convenio de grandes almacenes. En la primera reunión, la patronal de empresas como Leroy Merlín, El Corte Inglés, Ikea, Carrefour y Fnac ha propuesto congelar el salario a los 230.000 trabajadores que integra el sector hasta que mejoren los resultados empresariales y aumentar el número de festivos y domingos a trabajar. Una propuesta que ha sido rechazada por los sindicatos.

La crisis sanitaria golpea con dureza al sector del comercio, que ya mismo cumple un año de grandes restricciones. Así, el índice de comercio minoritario ha caído un 8,6%, la afluencia de clientes se ha desplomado un 40% y las ventas un 17,6% con respecto a enero de 2020. Ante estos datos, y los retos que tiene el sector por delante, Anged ha propuesto congelar el salario de los empleados y aumentar los domingos y festivos a trabajar a un máximo de 23 tanto a puerta abierta como a puerta cerrada para adaptarse al comercio online durante los próximos cuatro fechas, tiempo en el que estaría en vigor el convenio.

Los sindicatos han rechazado tajantemente esta primera propuesta. Así, desde Fetico, el secretario general, Antonio Pérez, ha explicado que «cualquier medida debe ser transitoria y no estructural, además la congelación salarial es inadmisible para este sindicato».

Por su parte, desde CC.OO. han recalcado que «la patronal nos va a tener en frente si pretende utilizar la transición digital para empeorar las condiciones de la plantilla limitando cada vez más su posibilidad de conciliar su vida personal y familiar con la laboral o congelando su ya de por si reducido salario».

Desde Fasga han indicado que «todos debemos impulsar un sistema que permita la supervivencia de las empresas y, por consiguiente, garantizar el empleo». Sin embargo, incide en que esto se debe «redundar en un empleo de calidad». Por eso, propone que el convenio dure dos años, incrementos del salario fijo de manera sostenible y aumento del salario variable con base en la productividad del sector. Además, piden que no se incremente el número domingos y festivos.

A pesar de este rechazo sindical, fuentes de Anged han subrayado a este periódico que todavía queda recorrido en la negociación y que esperan que a lo largo de las próximas semanas puedan seguir avanzando. Además, explican que la situación del comercio provoca que Anged «no pueda plantear un encarecimiento de los costes fijos, pero sí que apuesta por incrementar los salarios si mejora el resultado de las empresas».