Buscar

Los supermercados aumentaron un 1,5% su facturación en 2018 impulsados por una cesta de la compra más cara.

Aumenta la apuesta por los frescos y los productos destinados a un consumidor más preocupado por la salud.

El sector de la distribución alimentaria elevó su facturación un 1,5% en 2018, después de que los consumidores hayas trasladado a productos, marcas y variedades más caras su cesta de la compra, que aumentó un 2,2% durante el mismo año.

Según el 'Informe sectorial de la economía española 2019', elaborado por la Unidad de Riesgos de Cesce, compañía española de seguros de créditos a la exportación, la superficie de venta creció un 1,9% en el mismo periodo.

No obstante, apunta que la expansión de las superficies de distribución ya no es una prioridad, al mismo tiempo que la franquicia ha frenado su crecimiento y el comercio electrónico avanza lentamente con una fuerte apuesta por los frescos y los productos destinados a un consumidor más preocupado por la salud.

En este contexto, la distribución continúa en línea con las cifras de 2017, centrándose en dar una mayor proximidad al cliente, conveniencia, omnicanalidad y sostenibilidad.

Mercadona concentra el 25% del mercado

Atendiendo a las cadenas, Mercadona continúa consolidándose y aumentando sus remodelaciones e impulsando su salida al exterior, destacando también la expansión de Aldi y Lidl, así como la de las cadenas regionales. Por el contrario, Dia, tras el reciente cambio accionarial, cerró el año 2018 con un descenso de su red por cierre de establecimientos, tendencia que continúa este año.

Así, el crecimiento en el ejercicio 2018, como se indica en el informe de distribución alimentaria de Alimarket, se ha producido gracias al empuje de los supermercados de gran tamaño, como Mercadona, Aldi o Lidl.

De esta forma, Mercadona mantiene el liderazgo, con un aumento de cuota de valor de 0,8 puntos en 2018 (+1,2 en 2017), hasta alcanzar el 24,9% del mercado. Carrefour, que adelantó a Dia en 2017 (por las adquisiciones y por los cierres de Dia), mantiene la segunda posición, a pesar de reducir su cuota un 0,2%. Lidl, por su parte, continúa creciendo como en 2017, del mismo modo que los supermercados regionales.