Buscar

Volver

Palabras clave:

Periodo Desde: (yyyy-mm-dd)

Hasta: (yyyy-mm-dd)


Campaña para concienciar sobre los daños reales que produce la compra de productos falsificados.

El comercio y los fabricantes pierden en España el 10,6% del volumen total de sus ventas debido a los productos falsificados, lo que se traduce en 6.766 millones de euros anuales, con la destrucción de 53.467 puestos de trabajo, según se recoge en el “Informe de situación de 2019 sobre la vulneración de los DPI” de la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO). En conjunto, el valor total de las ventas perdidas en España equivale a 146€ anuales por cada español.

Con el objetivo de concienciar a los consumidores del perjuicio que supone la compra de productos falsificados, la Asociación Valenciana de Consumidores y Usuarios (AVACU), la Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo, Confecomerç y la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV) han realizado una campaña sobre los daños reales que produce la compra de productos falsificados. Esta campaña contiene una “Guía practica sobre los Riesgos de los productos falsificados”, editada por CECU, unos trípticos “Di NO a las falsificaciones” y un cartel informativo que se ha repartido entre los comercios de la Comunitat Valenciana.

Por otro lado, la Asociación Valenciana de Consumidores y Usuarios (AVACU) ha presentado los resultados del informe “Consumo responsable y falsificaciones”:

  • Si bien los consumidores se manifiestan contrarios a las falsificaciones (un 58% afirma estar en contra y solo comprar productos originales), un 23% ha adquirido en el último año algún producto falsificado.
  • Los jóvenes son los menos concienciados con la problemática que genera la compra de falsificaciones, y el 37,1% de los jóvenes ha adquirido productos falsificados en el último año.
  • Los motivos que utilizan para adquirir estos productos son, principalmente porque aseguran que “tienen la misma calidad y utilidad que el original, pero más baratos”, y, en segundo lugar, “porque el precio es más económico que el de la marca original, aunque de peor calidad”.
  • El lugar de compra habitual de los productos falsificados es, para el 40,2%, Internet, seguido de puestos de venta ambulante legal (un 32,3%) y el top manta / puestos de venta ambulante ilegal (19,1%). Los sectores en los que se adquieren más falsificaciones son, por este orden, ropa, calzado y aparatos electrónicos, complementos de moda, perfumería y cosmética y material y prendas deportivas y joyería y relojería y libros, música y películas.

Documentación Asociada